Inicio Blog Gana a tus seguidores, no los compres

Gana a tus seguidores, no los compres

gana a tus seguidores no los compres

12/08/2018 por Marlen López

En el mundo de las redes sociales todo parece cuestión de cantidad. Cuántos amigos o seguidores tienes, cuántos “Me gusta”, cuántas veces se comparte o se da RT. Cuando vemos que estas cifras son elevadas, en función de lo que nos proponemos al publicar y del alcance de nuestra red, sentimos que podemos respirar tranquilos. Si esto nos sucede a los usuarios comunes, que nos conectamos a las redes sociales para compartir ideas, gustos o hasta estados de ánimo, con mayor razón les ocurre a las marcas que buscan posicionar sus productos o servicios mediante ellas; tanto así que a veces caen en la tentación de “comprar” seguidores.


Existen muchas ofertas para engrosar el número de seguidores o de “Me gusta” en Facebook y Twitter. Pero lo que se gana mediante ellas es sólo apariencia. La página o el perfil pueden impactar al principio, por mostrar estadísticas de cientos o miles de seguidores, pero a largo plazo, esto no se traducirá en un mejor posicionamiento de marca ni en más ventas. Estas son algunas de las razones:


1. Cantidad no es sinónimo de calidad


Es un viejo dicho, pero no por ello deja de ser cierto. El tener un gran número de seguidores no es señal de que tu marca sea un éxito en las redes. De hecho, el ganar una posición en estos medios es un objetivo que se consigue a mediano plazo. También debes considerar una cuestión: ¿tu objetivo es tener muchos seguidores o aumentar el reconocimiento y las ventas de tu producto? El éxito de una campaña en redes sociales debe medirse en función de su propósito y no del número de Likes o RT.


2. Pérdida de credibilidad


Si compras seguidores, no podrás confiar al cien por ciento en las estadísticas de tu campaña, ni estimar la influencia real que tuvo en los usuarios. Los informes te dirán que una publicación tuvo 100 “Me gusta” pero, ¿cuántos de ellos fueron auténticos?, ¿cuántos se traducirían en recomendaciones o compras? Al partir de cifras irreales, será muy difícil hacer una valoración que sirva para mejorar tu campaña.


3. Falta de interacción


El deseo de muchas marcas al iniciar campañas en redes sociales es que los seguidores conozcan, comenten y recomienden su producto. Un “falso seguidor” (generalmente un robot) no puede hacer eso. Por ello es mejor esperar que lleguen los seguidores auténticos; tal vez no sean miles, pero harán lo que esperas de ellos.


4. Sospechas


Un perfil que gana cientos de seguidores de un día para otro se vuelve sospechoso. Y no sólo ante los ojos de los usuarios; el incremento exagerado puede hacer que las redes sociales detecten al perfil como falso y decidan eliminarlo.


Por todas estas razones, apártate del camino fácil y gánate a los seguidores en vez de comprarlos. Hacer una campaña en redes sociales no es tan sencillo como parece, ni da resultados inmediatos. Necesitarás planeación, asesoría de expertos en redes sociales y algo de paciencia; pero si perseveras, conquistarás una audiencia real y con interés auténtico en tu marca.


Conclusión


Si lo que quieres es hace más grande tu red de comunicación en las ya necesarias redes sociales es mejor lograrlo con anuncios bien segmentados para el tipo de personas a las que necesitas llegar. Si ya estás planeando destinar cierta cantidad de inversión para incrementar tus followers y likes es mejor hacerlo con las herramientas adecuadas, el nicho necesario y con una estrategia bien definida. No tires tu dinero a la basura, inviértelo y si es necesario confía en tu agencia de marketing para que esto le genere un retorno a tu inversión.