Inicio Blog ¿Verde o azul? ¡Prueba con el AB Testing!

¿Verde o azul? ¡Prueba con el AB Testing!

verde o azul prueba con el ab testing

22/03/2018 por Javier Contreras

Inventos, estrategias, teorías; todo esto se demuestra y consolida mediante pruebas; el famoso “ensayo y error”, que por lo general viene cargado de frustraciones las primeras veces, pero sin el cual no encontraríamos ese pequeño o gran ajuste que hará toda la diferencia.


El marketing no es ajeno al método del ensayo. Si bien existen estrategias y lineamientos específicos –la mayoría de los cuales se han establecido después de probar, evaluar y ajustar–, muchas veces sucede que un plan correctamente diseñado conforme al manual no da los resultados esperados, mientras que otra estrategia, que parecía menos confiable o incluso arriesgada, nos conduce precisamente a los objetivos que deseábamos.


En ocasiones, la diferencia que determina el éxito o las fallas de tu campaña de marketing digital radica en algo más sencillo que la estrategia. ¿Te has preguntado si al usar otra imagen, otros colores o un llamado a la acción distinto, tus anuncios habrían generado más interacción y el vínculo con tu público habría sido más fuerte? Pues la pregunta no es mala, porque, en efecto, detalles como estos pueden influir de manera importante en la forma en que los usuarios perciben tus mensajes.


Tal vez incluso has tenido discusiones con tus compañeros de equipo, cuando uno está seguro de que un botón de “Comprar” con fondo verde sería mucho más llamativo, mientras que otro sostiene que debe ir en azul, porque es el color de la marca. Pues bien, esta disparidad de ideas tampoco es un sinsentido y la buena noticia es que muchos formatos de publicidad digital te permiten probar las distintas opciones que parecen viables para una campaña, de manera simultánea.


Algunas ventajas de los anuncios de video en redes sociales son:


El A/B Testing es una estrategia sistemática y controlada, que te permite poner a prueba una nueva idea, para mejorar la interacción de los usuarios con tu sitio web o tu marca. Como en los estudios científicos, en los que las reacciones de una muestra o grupo de control se comparan con las de un grupo de prueba, en los A/B Tests también se tiene un elemento de control; éste puede ser la versión de tu sitio web que los usuarios ya conocen o el anuncio que ya está dando resultados.


Ya cuentas con métricas, aportadas por las herramientas de análisis, para medir el desempeño de tu elemento de control; así que ahora puedes introducir la variable –un nuevo diseño de landing page o un anuncio con otra imagen y otro tipo de botón–, monitorear su comportamiento y averiguar si te ayuda a reforzar tus campañas.


Si nunca has implementado un A/B Testing, es recomendable que te asesores con expertos, para que analicen tus necesidades y te ayuden a identificar la mejor área para empezar con las pruebas. Cada caso es único, pero en términos generales, los especialistas podrán sugerir los siguientes pasos para desarrollar tu prueba (si recuerdas tus clases del método científico, no estás tan perdido):



Los A/B Tests pueden implementarse con distintos elementos de una campaña; por ejemplo: